viernes, 25 de abril de 2008

Un poco de todo

Buenas, ya sé que hace mucho que no he escrito, pero es que el trabajo me tiene completamente absorbida, es increíble como puedo estar más de 12 horas al día delante del ordenador, en mi casa, y no poder dedicarle ni 15 míseros minutos a mi querido blog, así es la vida de triste.

Como hoy es viernes, y las niñas más bonitas salen a pasear, tengo algo de tiempo para contaros que he hecho últimamente, es decir, que ha hecho mi espíritu consumista por mi.
Me he comprado unas zapatillas clones de las Converse pero sin ninguna marca, lo cierto es que no está mi economía como para gastarme 60 euros o más en unas zapatillas de lona que dentro de unos meses estarán para tirarlas a la basura, os pongo una imagen para que os hagáis una idea.

También me he comprado unos zapatos para salir de fiesta que han resultado ser comodísimos, estoy súper contenta con ellos, además, al ser de un color neutro me queda bien con todo. Hace un par de fines de semana, me vestí toda de negro para salir de fiesta y me los calcé. Para hacer frente al frío de la madrugada me puse una chaqueta de un tono parecido a los zapatos, y lo cierto es que me gustó mucho como iba, lo siento, pero no hay ninguna foto del look en cuestión, pero supongo que algún día lo repetiré, y entonces echaré mano de la cámara para mostrároslo.

Y para asombro mio, ayer vino mi chico hacerme una visita, intentando alegrarme el día, después de llevar diez horas peleándome con la dichosa programación en .net, y me vino con un ramo de flores, como lo oís, lo cierto es que mi primera reacción fue mala, no me gusta que me regalen flores, incluso le dije que no las quería, pero lo cierto es que ahora las veo en mi habitación, me acuerdo de él y una sonrisa se esboza en mi cara, supongo que el objetivo que perseguía lo ha conseguido.
No sé, supongo que a las mujeres nos hace gracia eso de que nos regalen flores, pero es que era mi primera vez y no sabía como tenía que reaccionar. Gracias Pascualín por el detalle, eres un encanto.

2 comentarios:

Chú dijo...

a mi las converse no me gustaban pero ahora me está empezando a dar el tilín, creo que es de tanto verlas y de ver que son cómodas y pegan con todo.

Flores? a mi tampoco me gusta mucoh eso de las flores. Pero a nadie le amarga un dulce y yo la primera vez que me regalaron fue en plan "buáa, que guay" y eso que no era mi novio, solo un amigo.

Y tu novio? Muy guapo. Lleva cuidao no lo enseñes mucho xD

Un besin

Anna dijo...

Lo bueno de las converse es precisamente su comodidad, y lo bien que las conjuntas con casi todo, yo normalmente me las pongo para ir de diario, aunque ya me ha pillado más de una vez el irme a tomar cañas con los amigos sin darme tiempo a pasar por casa, y he salido tal cual: pitillos+t-shirt+"converse", jeje.

A mi chico le alegrará saber que has dicho que era guapo, y eso que en la foto sale con una cara de malote, jeje.

Besitos Chú